653 33 00 03 / 679 40 62 25 talleresgomezpadilla@gmail.com

Cuando llega el verano debemos tener en cuenta una serie de aspectos, ya que cambia tanto el mantenimiento del coche como su propio uso.

 

Por ejemplo, es muy probable que tengas en mente realizar algún viaje más largo, y aunque todo esté correcto, es posible que una buena revisión del coche nos salve de algún contratiempo. En verano es todavía más importante hacer un buen mantenimiento del vehículo para minimizar el riesgo de averías o accidentes durante esta época.

 

En primer lugar, no olvides revisar bien el sistema de refrigeración para evitar el sobrecalentamiento del motor. Para ello, es fundamental comprobar el nivel y el estado del líquido refrigerante, los manguitos del sistema de refrigeración, la bomba de agua, el termostato y el radiador. Algunos consejos para maximizar la eficacia del aire acondicionado son:

 

  • Climas secos con poca humedad: usar el aire exterior de su aire acondicionado, el cual trae aire desde el exterior del coche, permitirá que el aire acondicionado funcione de forma más eficiente.
  • Zonas con mucha humedad: si usted vive en un lugar con mucha humedad, usar la función “recirculación” de su aire acondicionado, ayudará de manera más efectiva a mantener el coche fresco.

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en esta época del año el interior del vehículo puede llegar a alcanzar los 70º si se deja bajo el sol. Si no es posible aparcarlo en algún lugar de sombra, ten especial cuidado con los aparatos electrónicos.

 

Especial cuidado también con los productos inflamables que pueden quedar dentro del coche.

 

Los neumáticos son la parte del vehículo que resulta más afectada en la autopista. Debes asegurarte que los neumáticos tienen la presión adecuada. Si están un poco desinflados, habrá mayor fricción entre ellos y la carretera. La fricción genera calor, y si ya está de por sí caliente afuera, esta combinación será muy mala idea. Por otro lado, si están demasiado inflados pueden provocar un desgaste desigual en los neumáticos, así como un mayor riesgo de sufrir un pinchazo.

 

En cuanto a la batería, es posible que el líquido se evapore debido a las temperaturas extremas. Esto puede provocar un mal funcionamiento o fallo general en el sistema de carga.

 

Y por último, aunque esta recomendación es extensible a cualquier época del año, no olvide revisar la luna delantera, ya que es muy propensa a sufrir impactos que podrían dañarla y los cambios intensos de temperatura podrían desencadenar una rotura de cristal.

 

Siguiendo nuestros consejos, podrá disfrutar de unas vacaciones de verano sin ningún tipo de contratiempo, aunque como siempre, recomendamos realizar una revisión más profunda utilizando nuestros servicios, podrás encontrarnos en P.I El Garrotal, Calle F, nave 3, en Palma del Río (Córdoba).